***

NARCOTRAFICO-FRAUDE FISCAL-BLANQUEO DE CAPITALES-CRIMEN ORGANIZADO-CONTRABANDO

SI POSEE INFORMACION RELACIONADA CON ILICITOS PERSEGUIBLES POR EL SVA PUEDE PONERSE EN CONTACTO EN LA SIGUIENTE DIRECCION:

Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria

Avda. Llano Castellano 17, 28071 Madrid
Correo electrónico denuncias: denunciasvigilanciaaduanera@correo.aeat.es
Telefono denuncias: 900 35 13 78



DENUNCIAS REFERENTES A DELITOS DE CARACTER FISCAL https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/Inicio/Procedimientos_y_Servicios/Otros_servicios/Denuncia_tributaria/Denuncia_tributaria.shtml


.

.

viernes, 30 de abril de 2010

COMIENZA EL JUICIO CONTRA 22 ACUSADOS DE INTENTAR INTRODUCIR MAS DE UNA TONELADA DE HACHIS EN ESPAÑA, IMPIDIENDO ESTA OPERACION EL SVA.

La Audiencia Provincial de Cádiz iniciará el próximo lunes el juicio a 22 acusados de participar en junio de 2008 en el intento de introducir por la costa gaditana una cargamento de hachís procedente de Marruecos. La organización de traficantes planeó una operación de transporte en la que participaron dos pesqueros de Sanlúcar, según explica el fiscal: uno hacía de pantalla mientras al otro eran trasvasados los fardos desde una neumática. Vigilancia Aduanera desbarató la operación y logró capturar 1.101 kilos de hachís. La mayor parte de los fardos, unas cinco toneladas, se fueron al mar.

El fiscal solicita para los 22 penas que van de 5 años a 6 años y 9 meses de prisión. La operación policial, en la que participó Vigilancia Aduanera, fue iniciada por el grupo Greco de Cádiz en febrero de 2008 y se centró en principio en el procesado J.S.T. Ese acusado contaba entonces con varias detenciones por delitos de tráfico de drogas y estaba en libertad provisional por una causa penal pendiente de juicio, por otro asunto de drogas.

El escrito de acusación relata que la Policía observó contactos de J.S. en Sanlúcar con los vecinos J.M.B.J. y J.C.C., éste en búsqueda y captura por esta causa. Fue entonces cuando los investigadores solicitaron autorización judicial para que un policía nacional interviniese como agente encubierto.

Ese agente, con una identidad simulada, mantuvo reuniones y contactos con el acusado J.C., quien le explicó que el grupo pensaba introducir un cargamento de hachís por el puerto de Cádiz en un camión cisterna, señala el fiscal en su escrito de acusación.

El Juzgado autorizó la intervención de varios teléfonos. Posteriormente hubo un cambio de planes y J.S. se quedó fuera de la operación. El fiscal explica que J.M.B. consiguió entonces la cooperación de B.R.G., propietario del pesquero Pirfo, con base en Sanlúcar. También la de parte de la familia de B.R., en concreto sus hijos S. y A.R.P., primero patrón del Pirfo.

Hubo gestiones para preparar el barco y dar de alta en la Capitanía Marítima a algunos de los marineros que iban a participar en la operación. B.R. obtuvo la cooperación de los tripulantes de otro pesquero cuya función era despistar a la Policía y a Vigilancia Aduanera: debía situarse como pantalla entre el pesquero Pirfo y la semirrígida que portaba el hachís. El propietario de ese barco era ajeno a esa intervención, señala el fiscal. Contaban también con la ayuda de una tercera embarcación, cuyo patrón no fue identificado por los investigadores, que debía vigilar la zona y alertar sobre la presencia de patrulleras.

La operación fue realizada la madrugada del 30 de junio de 2008 frente a la desembocadura del Guadalquivir. El fiscal relata que una lancha se acercó al Pirfo y también se acercó el otro pesquero. Navegaron entonces en paralelo hacia el Guadalquivir. Vigilancia Aduanera intervino y consiguió hacerse con 36 fardos de hachís, que sólo era parte de la carga. El pesquero pantalla llevaba ocho tripulantes.http://www.diariodejerez.es/article/provincia/689887/acusados/dos/pesqueros/sanlucar/y/una/tonelada/hachis/procedente/marruecos.html