***

NARCOTRAFICO-FRAUDE FISCAL-BLANQUEO DE CAPITALES-CRIMEN ORGANIZADO-CONTRABANDO

SI POSEE INFORMACION RELACIONADA CON ILICITOS PERSEGUIBLES POR EL SVA PUEDE PONERSE EN CONTACTO EN LA SIGUIENTE DIRECCION:

Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria

Avda. Llano Castellano 17, 28071 Madrid
Correo electrónico denuncias: denunciasvigilanciaaduanera@correo.aeat.es
Telefono denuncias: 900 35 13 78



DENUNCIAS REFERENTES A DELITOS DE CARACTER FISCAL https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/Inicio/Procedimientos_y_Servicios/Otros_servicios/Denuncia_tributaria/Denuncia_tributaria.shtml


.

.

jueves, 25 de marzo de 2010

NARCOTRAFICO Y CRISIS FINANCIERA GLOBAL.

De acuerdo a recientes (25/01/09) declaraciones al semanario austríaco Profil del responsable de la Oficina de Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito (ONUDD), Antonio Costa, el dinero del narcotráfico constituye un importante "capital líquido de inversión disponible". Así, y en medio de la crisis financiera iniciada en 2008, Costa reveló que a través de "préstamos interbancarios" habría "indicios de que algunos bancos se salvaron (de la crisis) de esa forma". Sin mencionar países o entidades bancarias, el jefe de la ONUDD señaló que los recursos del narcotráfico y de otras actividades ilícitas han servido para inyectar liquidez a un sistema financiero maltrecho.



Cabe entonces la pregunta: ¿es eso posible y creíble? Efectivamente lo es. De acuerdo al International Narcotics Control Strategy Report de 2008 publicado por el Departamento de Estado, el lavado de activos anual proveniente de diversos negocios transnacionales ilegales oscila entre el 3% al 5% del Producto Bruto Mundial: un monto de entre US$ 2,1 trillones de dólares a US$ 3,6 trillones de dólares. Según audiencias convocadas a mediados de esta década por el Senador demócrata de Michigan, Carl Levin, y con base en datos fragmentarios, la mitad de esos dineros pasa, en algún momento, por Estados Unidos.

Por otro lado, de acuerdo a la National Money Laundering Strategy de 2007 las confiscaciones de activos realizados por la Agencia Federal Anti-Drogas (DEA) en 2005 fueron de US$ 396 millones de dólares. Llamativamente, en dicho informe y según el Buró Federal de Investigaciones (FBI), los casos más numerosos de money laundering son los correspondientes a los llamados "crímenes de cuello blanco" (delitos de la clase alta, de hombres de negocios y profesionales respetables) frente a aquellos de la categoría "crimen organizado-drogas". Episódicamente se producen incautaciones voluminosas de "narco-dineros": en 2007 se arrestó en Estados Unidos al chino-mexicano Zhenli Ye Gon con US$ 207 millones de dólares en efectivo, al tiempo que Colombia confiscó ese mismo año US$ 80 millones del narcotráfico. Pero, en general, los montos de los dineros "lavados" descubiertos y/o decomisados son ínfimos en relación al volumen que se blanquea globalmente.

Si bien se ha criminalizado e internacionalizado cada vez más el control del lavado de activos provenientes del negocio de las drogas y de otros emporios ilícitos, los resultados han sido magros. América Latina y el Caribe han acompañado esa tendencia con un saldo igualmente pobre. Los países del Caribe insular, muy presionados por Europa y Estados Unidos, han procurado aplicar políticas más firmes contra el lavado. Sin embargo, ello ha llevado al virtual colapso del sector offshore en el área. La implementación rigurosa de medidas anti-lavado, la caída del turismo regional, las exigencias de Washington para que las naciones adopten acciones drásticas contra el terrorismo, el avance de la corrupción interna y los efectos desestabilizadores de la globalización se han combinado para colocar al Caribe en medio de un torbellino difícil de sobrellevar.

En Sudamérica, los países también han aprobado normas más estrictas contra el blanqueo de capitales. Sin embargo, los logros no han sido alentadores. Una evaluación de los informes presentados al Grupo de Acción Financiera del área (GAFISUD) -esto es, la organización intergubernamental dedicada a combatir el lavado de dinero- muestra que, salvo por Colombia, el resto de la región tiene tasas paupérrimas de decomisos, arrestos y condenas. Los gobiernos se comprometen formalmente a enfrentar el lavado de activos pero, como también sucede en otras regiones, los resultados son escasos.

Es bueno recordar, asimismo, dos hechos. Primero, el combate contra el narcotráfico no ha excluido la posibilidad de negociar con los grandes capos. Hace tres años se produjo un acuerdo sin precedentes entre la justicia estadounidense y los Rodríguez Orejuela, jefes visibles del cartel de Cali. En efecto, 29 miembros de la familia Rodríguez Orejuela firmaron en septiembre de 2006 un acuerdo con el Departamento de Justicia: aceptaron su culpabilidad, pagarán una condena de 30 años y se disponían a entregar US$ 2.100 millones de dólares. A cambio, Washington se comprometió a dejar en paz a toda la familia.

Segundo, el fraude y el costo que producen ciertas empresas legales pueden superar el que generan algunos negocios ilícitos. Los casos de Enron y WorldCom son emblemáticos. Con Enron, las compañías aseguradoras perdieron US$ 1,7 billones de dólares, los fondos de pensión US$ 1,3 billones de dólares, las entidades financieras US$ 6,7 billones de dólares, otras empresas de energía US$ 1,2 billones de dólares y los empleados US$ 1,2 billones de dólares en recursos para su retiro. Por otra parte, el fraude contable de WorldCom fue de US$ 11.000 millones dólares y su deuda total superó los US$ 41.000 millones de dólares.

En breve, no es sorprendente ni inverosímil la aserción de Antonio Costa. Lo pasmoso y extraordinario es que Estados Unidos y el mundo insistan en una fracasada política anti-drogas prohibicionista que contribuye a estigmatizar a los consumidores, a desestabilizar estados débiles, a robustecer mafias domésticas e internacionales y a perpetuar una economía clandestina que beneficia a los poderosos e inescrupulosos.

http://www.rnw.nl/espanol/article/narcotr%C3%A1fico-y-crisis-financiera-global