***

NARCOTRAFICO-FRAUDE FISCAL-BLANQUEO DE CAPITALES-CRIMEN ORGANIZADO-CONTRABANDO

SI POSEE INFORMACION RELACIONADA CON ILICITOS PERSEGUIBLES POR EL SVA PUEDE PONERSE EN CONTACTO EN LA SIGUIENTE DIRECCION:

Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria

Avda. Llano Castellano 17, 28071 Madrid
Correo electrónico denuncias: denunciasvigilanciaaduanera@correo.aeat.es
Telefono denuncias: 900 35 13 78



DENUNCIAS REFERENTES A DELITOS DE CARACTER FISCAL https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/Inicio/Procedimientos_y_Servicios/Otros_servicios/Denuncia_tributaria/Denuncia_tributaria.shtml


.

.

martes, 2 de marzo de 2010

SVA-GC: LOS NARCOS COLOCAN EN UN BUQUE 2200 KILOS DE COCAINA.

Los narcos disparan las alarmas al colar 2.200 kilos de cocaína en un solo buque
Dos contenedores salieron del puerto de Valencia sin ser detectados y el tercero fue descubierto

Distintas redes de narcotraficantes han introducido a través del puerto de Valencia más de 2,2 toneladas de cocaína de alta pureza en tres contenedores que llegaron en un mismo buque. Es la primera vez que se detecta una llegada masiva de cargamentos de cocaína al recinto portuario valenciano, algo que ha hecho saltar las alarmas en todos los puntos de control, desde el aduanero hasta el policial, pasando por la Fiscalía especial antidroga.
Los tres contenedores llegaron en un mercante que atracó en Valencia el día 23 y zarpó al día siguiente. Procedía de Suramérica y, según la hoja de ruta, había tocado puerto por última vez en la República Dominicana. Dos de las cajas incluso llegaron a salir del puerto valenciano hacia su destino ?-sendas empresas de Madrid-. La tercera fue detectada por las unidades de análisis de riesgos de la Guardia Civil y de Vigilancia Aduanera.
Según las fuentes consultadas por Levante-EMV, el primer envío del que se tuvo constancia fue un "gancho perdido" de 600 kilos. Se trata de un método que supone la introducción de la droga en un contenedor destinado a una empresa completamente ajena al narcotráfico, y cuyo alto flujo comercial aprovechan las redes para traer, a modo de caballo de Troya, sus alijos. Ello les permite ahorrarse sobornos y sueldos de intermediarios, aunque les obliga a estar atentos y recoger la cocaína, que suele estar guardada en bolsas de deporte al final de la carga, antes de que el contenedor salga del puerto.
Sin embargo, en esta ocasión fue el empresario quien alertó a la Guardia Civil. Se trata de una mercantil con sede en un polígono del extrarradio de Madrid que se encontró con los 600 kilos de cocaína al abrir el contenedor en su nave, para hacerse cargo de la mercancía legalmente importada: generadores eléctricos.
Cuando la Guardia Civil aún tomaba nota de ese hallazgo, se produjo el segundo aviso. El Puesto de Inspección Fronteriza (PIF) de Madrid alertaba del hallazgo de un "gancho perdido" con 400 kilos detectado al inspeccionar un contenedor cargado con bebidas gaseosas y destinado a una distribuidora alimentaria que nada sabía de las bolsas con droga colocadas junto a su mercancía. Como ocurre con todos los productos perecederos, Sanidad prohíbe su entrada en el territorio nacional sin pasar el preceptivo análisis. En esta ocasión, y dado que su destino era una empresa madrileña, el contenedor fue inspeccionado en el PIF de Madrid y no en el del puerto de Valencia.

Doble fondo sellado con silicona
Esa misma mañana, la del jueves pasado, día 25, se producía el tercer descubrimiento. Esta vez, los sistemas de control funcionaron: los analistas del puerto de Valencia sospecharon del tercer contenedor al llevar la misma carga legal -baldosas de piedra natural- y tener la misma procedencia -Maracaibo (Venezuela)- que otro cargamento interceptado en noviembre pasado en la República Dominicana, con 935 kilos de cocaína que iban a entrar por Valencia pero cuyo destino final era una empresa de Madrid.
Y no erraron. Al revisarlo, observaron que, al igual que en la caja abierta en República Dominicana, habían construido un doble fondo sellado con silicona, en cuyo interior estaban ocultos los paquetes de cocaína. Más de 1.200 kilos.
El hallazgo fue puesto en conocimiento de la juez de guardia de Valencia, función que desempeñaba en ese momento la titular del Juzgado de Instrucción número 11 de Valencia. De momento, no hay detenidos.
Para entonces, la Guardia Civil y Vigilancia Aduanera ya habían averiguado que los tres contenedores, que al parecer no guardan relación entre sí y que fueron traídos por organizaciones distintas, habían llegado a Valencia en el mismo buque, algo que hasta ahora no se había producido nunca.
Una de las muchas preguntas que se formulan ahora los responsables de la lucha antidroga es, por supuesto, cómo es posible que hayan entrado las tres cajas en el puerto y si hay fallos en el control de las terminales. Pero, también, cómo es posible que a dos organizaciones diferentes se les haya pasado el plazo para entrar en el recinto portuario y recoger sus ganchos perdidos -nada menos que una tonelada, es decir, 30 millones de euros- antes de que la mercancía saliese hacia su destino real en los camiones.

FUENTE...http://www.levante-emv.com/sucesos/2010/03/02/narcos-disparan-alarmas-colar-2200-kilos-cocaina-buque/683548.html