***

NARCOTRAFICO-FRAUDE FISCAL-BLANQUEO DE CAPITALES-CRIMEN ORGANIZADO-CONTRABANDO

SI POSEE INFORMACION RELACIONADA CON ILICITOS PERSEGUIBLES POR EL SVA PUEDE PONERSE EN CONTACTO EN LA SIGUIENTE DIRECCION:

Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria

Avda. Llano Castellano 17, 28071 Madrid
Correo electrónico denuncias: denunciasvigilanciaaduanera@correo.aeat.es
Telefono denuncias: 900 35 13 78



DENUNCIAS REFERENTES A DELITOS DE CARACTER FISCAL https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/Inicio/Procedimientos_y_Servicios/Otros_servicios/Denuncia_tributaria/Denuncia_tributaria.shtml


.

.

domingo, 21 de marzo de 2010

ENTRVISTA AL FISCAL ANTIDROGA DE PONTEVEDRA.

Los narcos gallegos tienen los contactos y son los intermediarios de la Mafia con los colombianos"

"Los grandes capos arousanos han desaparecido; queda alguno al que temo que no llegaremos nunca"


En 1999 fue destinado como fiscal a Vilagarcía y con el juez José Antonio Vázquez Taín lideró la guerra contra el narcotráfico que, por primera vez, se dirigía desde un juzgado de instrucción. Diez años después ocupa la Fiscalía Antidroga de Pontevedra y es uno de los mayores expertos nacionales en la lucha antidroga.


- VIGO Huye de las fotos, de las declaraciones públicas y prefiere pasar desapercibido. Minucioso hasta el extremo le gusta que su trabajo hable por él, a poder ser sin citársele siquiera. Marcelo de Azcárraga es un testigo de excepción de la lucha contra el narcotráfico en Galicia durante la última década y de la transformación de un negocio millonario que pasa por la caída de los grandes capos y clanes familiares a la atomización en pequeños grupos; por la sustitución de los pesqueros por lanchas rápidas para efectuar los transportes; por el incremento del tráfico de cocaína en contenedores y a través de correos, y por una lucha sin tregua contra quienes amparan a los narcos y contra el blanqueo de capitales para ir a donde más les duele, el bolsillo.

– Las redes narcotraficantes gallegas se externacionalizan. Tienen negocios con la Mafia ¿Qué papel juegan?

– Narcos gallegos se han especializado como intermediarios para las descargas. La relación con la Mafia surge cuando los italianos quieren importar cocaína. El idioma dificulta sus relaciones con los colombianos, y además son los gallegos quienes tienen los contactos. Por eso actúan como mediadores y las organizaciones gallegas evitarán siempre la relación directa de la Mafia con los sudamericanos para que dependan de ellos. Para llevar cocaína a Italia es la red gallega la que contrata la descarga y la transporta y descarga en la costa. También hay muchos especialista en nada: vendedores de motos, de humo, que cuando aparecen en una investigación sabemos que no habrá operación. Son especialistas en sacar dinero a cambio de nada.

– Los grandes capos gallegos ¿han desaparecido ?

– Los grandes clanes familiares han desaparecido, aunque todavía queda algún capo que trabaja por aquí al que me temo que no llegaremos nunca con la actual legislación, porque no toca la mercancía ni participa en la logística de las operaciones.

– ¿Cómo funcionan las actuales organizaciones

– Están más atomizadas y trabajan para el mejor postor colombiano. A los primeros capos gallegos los colombianos les vendían la cocaína allí. El negocio lo hacía quien compraba en Sudamérica y la traía a España, donde la distribuía. Ahora los colombianos son propietarios de la droga durante todo el proceso y los gallegos intermediarios y transportistas. Los cárteles ya no venden, pagan una comisión, y de las 3 toneladas de un transporte marítimo una o una y media es para los gallegos.

– Las costas gallegas están blindadas ¿cómo está entrando la droga?

– Entra fundamentalmente por contenedores. Algunos alijos son grandes, como los 800 kilos de cocaína que se intervinieron en el contenedor de Marín, pero resultan muy complicados de detectar, por cada uno que coges no sabes cuántos han pasado. Hemos detectado, además, un auge importante en correos. No sé si por la crisis económica, pero mucha más gente se presta a traer la droga. Los 10 kilos intervenidos en una maleta en Vigo son muchos para un correo. El dueño compra en Sudamérica la cocaína a 8.000 euros el kilo y la vende aquí por 38.000. Pero no todo son ganancias, hay muchos intermediarios. El correo puede cobrar 1.000 euros por kilo, el que lo recoge en el aeropuerto 500 euros. Son unas cantidades que no comprendo como pueden compensar al que se presta, porque se enfrenta a 9 años de cárcel.

– Se ha detectado un incremento de la “bajada al moro”.

– Me preocupan mucho los muleros de hachís, que se han incrementado en la provincia. Siempre había quien realizaba un viaje cada 3 o 4 meses, pero ahora están bajando una vez a la semana. Es un dinero fácil de ganar pero me da pena, porque ¿quién de estos jóvenes va a estar dispuesto a trabajar ocho horas, si ganan más pillando?.

–En el año 2000 se estrena con el Paul, interceptado en el Caribe por la DEA y relacionado con las Autodefensas Unidas de Colombia.

–Aquel caso me llegó a las manos, no conocía el asunto. Después, cuando se decidió entrar de lleno en la lucha antidroga puse condiciones. Había que hacer las cosas bien. Así, de todas las escuchas telefónicas había que informar a la Fiscalía, que incoaba las diligencias informativas y se dirigía al juzgado correspondiente. Todos los juzgados de instrucción tienen el derecho y la obligación de trabajar en estos casos.

– En 2003 decomisan 30 toneladas de coca y descabezan las redes más activas con conexiones internacionales.

– Fue una debacle para los narcos gallegos. Lo cierto es que ahora el transporte de grandes alijos marítimos en barcos ha desaparecido. No queda descartado, pero pienso que no va ha haber más. La evolución técnica les permite operar con lanchas rápidas. Cruzan el Atlántico y nosotros no llegamos tan lejos para controlar a los buques nodrizas. El mejor ejemplo es la lancha varada en Nigrán. Tienen una desventaja, necesitan barcos gasolineras y a veces se pierden en el mar.

–Y en los últimos años la desarticulación de la infraestructura de descarga...

– Con la Operación Tabaiba, Pony-Musa, la de Ramiro Vázquez Roma y la de O Mulo se ha desmantelado la infraestructura de la última fase del transporte marítimo a la costa y las redes de descarga. Los colombianos han perdido la confianza en los gallegos. La Tabaiba, además, es la primera operación que desmanteló la cobertura social y comercial de los narcos. Las organizaciones de tráfico de drogas no pueden funcionar sin su apoyo. Comprendo que con la crisis, si te compran diez motores a 18.000 euros haya quien quiera mirar a otro lado, pero no puede ser. Se trata de una colaboración con el narcotráfico y vamos a perseguirla judicialmente.

– La lucha contra el blanqueo es una de las nuevas armas contra el narcotráfico, ¿por qué no se empezó antes

– La lucha contra el blanqueo ha mejorado porque la legislación se ha modificado. Antes sólo actuaba la Audiencia Nacional, ahora desarrolla competencias la Audiencia de Pontevedra, junto a la Fiscalía Anticorrupción. Estamos trabajando bien y con Guardia Civil y Policía Nacional hemos hecho cosas interesantes. Cuando se abre una investigación de tráfico de drogas, se abre también la de blanqueo. También se ha sumado la Agencia Tributaria, antes ya colaboraba el Servicio de Vigilancia Aduanera, y es que son quienes más preparación y acceso tienen para conocer la capacidad económica de determinados individuos.

– La ostentación ¿da pistas?

– Los narcotraficantes gallegos han aprendido. Las ostentaciones ya no se llevan. Hay quien se mueve en un utilitario en Galicia y tiene un Ferrari en Portugal.

– Los narcos mueven millones, pero tienen problemas para financiar las operaciones.

– No están en el mundo empresarial normal donde cada euro que se gana requiere un esfuerzo. Es un negocio de vagos, no se han preparado y entre ellos se engañan. Piden dinero para arreglar una avería, para un motor y hasta para la corona de flores de la madre de un capitán fallecido.

– Un delito globalizado precisa una persecución globalizada. ¿Cómo se aborda?

– La colaboración es grande entre países y policías, pero necesitamos un escenario distintos. La regulación del sistema judicial español es vetusta y en la Ley de Protección de Datos y la de Comunicaciones hay contradicciones. Todavía quedan cosas por concretar.


http://www.farodevigo.es/sucesos/2010/03/21/gallegos-intermedian-mafia-colombianos/422110.html