***

NARCOTRAFICO-FRAUDE FISCAL-BLANQUEO DE CAPITALES-CRIMEN ORGANIZADO-CONTRABANDO

SI POSEE INFORMACION RELACIONADA CON ILICITOS PERSEGUIBLES POR EL SVA PUEDE PONERSE EN CONTACTO EN LA SIGUIENTE DIRECCION:

Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria

Avda. Llano Castellano 17, 28071 Madrid
Correo electrónico denuncias: denunciasvigilanciaaduanera@correo.aeat.es
Telefono denuncias: 900 35 13 78



DENUNCIAS REFERENTES A DELITOS DE CARACTER FISCAL https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/Inicio/Procedimientos_y_Servicios/Otros_servicios/Denuncia_tributaria/Denuncia_tributaria.shtml


.

.

lunes, 29 de marzo de 2010

EL TERROR DE LOS CONTRABANDISTAS.

Cuando un contenedor llega a puerto y las autoridades portuarias consideran necesario que, por alguna razón (procedencia, tipo de carga), ha de ser inspeccionado, se introduce el susodicho container en un escáner y se visiona su interior. El resultado obtenido sería fiable y tranquilizador si no fuera porque el visionado tan sólo proporciona una imagen plana de las capas más superficiales de la carga, en la que resulta difícil descubrir, por ejemplo, qué se puede ocultar bajo una carga de neumáticos o qué relleno hay tras el inocente tapizado de un sofá elaborado con pasta de coca. Ello se debe a que los escáneres de dos dimensiones, utilizados hasta ahora, mezclan las densidades de la carga, creando una suerte de tótum revolútum en la imagen radiológica resultante. Según explica Michel Herranz, director general de Sentinel Spain, la firma tecnológica con sede en Salamanca que ha desarrollado el escáner que ha venido a resolver este problema. "Esto se evitaría con un rastreo en noria (porque permite hacer disparos en todas las direcciones). Así, podemos identificar la composición de un compuesto y su posición concreta dentro del contenedor", asegura.

Una veintena de expertos en Física Nuclear, Óptica, Electrónica, Robótica, Química e Ingeniería de la Universidad de Salamanca, trabajadores todos ellos de Sentinel, son los responsables de este desarrollo tecnológico, un escáner tridimensional que, además de contar con un software con el que desgajar todos los elementos de la carga, incluye una base de datos capaz de detectar más de mil sustancias potencialmente peligrosas. O, como explica Herranz, "combatir el fraude fiscal en las importaciones, por ejemplo, de maderas preciosas (de mayor fiscalidad) camufladas bajo la apariencia de madera de pino".

Agencia Tributaria
Esta aplicación interesó vivamente a los responsables de la Agencia Tributaria española. "Vieron que nuestro escáner era un método muy efectivo de controlar el paso de mercancías por los puertos, por lo que ya está previsto que instalemos máquinas en varios pasos portuarios españoles", comenta Herranz. El primero de estos escáneres será instalado en el puerto seco de Salamanca. Luego vendrán Valencia, Ferrol, Algeciras, Bilbao...; y, en un plano mundial, Lisboa, Nantes, Rotterdam.

En proyecto están otras ubicaciones como Líbano, Arabia Saudí, Kuwait, Panamá, México y Brasil. El número de contactos y proyectos en estudio ronda los cuarenta equipos", asegura en Sentinel.

Herranz, como licenciado en Medicina que es, sabía de tomografía, tecnología sobre la que Sentinel ha desarrollado su escáner, como un instrumento que ya había sido probado en todos los campos médicos desde los años 70. "La experiencia acumulada por un uso de años nos permitió abordar el proceso de desarrollo tecnológico más fácilmente que si hubiéramos empezado a investigar desde cero", explica el directivo.

Claro, que una cosa es tener una base sobre la que construir y otra muy distinta, construir: había que desarrollar un software que respondiera al uso buscado. "Cuando los rayos X atraviesan un objeto, el número de rayos que llegan al otro lado depende, directamente, de la composición de dicho objeto. Así, si se atraviesa algo muy denso, pasarán menos rayos X, de manera que el software averigua qué compuestos o estructuras son capaces de retener una determinada cantidad de rayos: por ejemplo, acero de una determinada densidad y grosor". Sobre esta base, el personal de Sentinel se aplicó en el desarrollo de un programa informático que pudiera adaptarse a cada aplicación. Conscientes de la necesidad de acortar "lo máximo posible" el paso por el escáner, Sentinel ha logrado un equipamiento que permite analizar cualquier camión de carga en tan sólo ocho minutos y ello asegurando todas las medidas de protección necesarias. "Para nosotros era muy importante, por ejemplo, evitar que un emigrante que viaje escondido entre la carga pueda quedar atrapado en el paso por el escáner con el consiguiente peligro para su salud", asegura Herranz.

De esta forma, los contenedores pasan por una cámara térmica de calor difuso, capaz de identificar la presencia de personas o animales escondidos; un escáner plano en dos dimensiones, que hace un primer croquis del interior de la carga; y, finalmente, un detector de radiactividad que da paso al escáner tridimensional. "En las pruebas realizadas hasta ahora, por ejemplo, con pistolas reales, las imágenes son tan precisas que permiten ver la pólvora de las balas alojadas en el interior de las pistolas", asegura Herranz. Precisión, seguridad y agilidad ¿Se puede pedir más en un paso aduanero?

http://www.publico.es/dinero/303580/terror/contrabandistas