***

NARCOTRAFICO-FRAUDE FISCAL-BLANQUEO DE CAPITALES-CRIMEN ORGANIZADO-CONTRABANDO

SI POSEE INFORMACION RELACIONADA CON ILICITOS PERSEGUIBLES POR EL SVA PUEDE PONERSE EN CONTACTO EN LA SIGUIENTE DIRECCION:

Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria

Avda. Llano Castellano 17, 28071 Madrid
Correo electrónico denuncias: denunciasvigilanciaaduanera@correo.aeat.es
Telefono denuncias: 900 35 13 78



DENUNCIAS REFERENTES A DELITOS DE CARACTER FISCAL https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/Inicio/Procedimientos_y_Servicios/Otros_servicios/Denuncia_tributaria/Denuncia_tributaria.shtml


.

.

miércoles, 27 de enero de 2010

SVA INTERCEPTA EN BILBAO 66 KILOS DE COCAINA

operación antidroga
Interceptan 66 kilos de cocaína en un contenedor durante un control en el puerto de Bilbao


Aduanas considera «muy raro» que se incaute droga en inspecciones al azar
El alijo tiene un valor de cuatro millones
Un grupo de agentes del Servicio de Vigilancia Aduanera (SAV) del Puerto de Bilbao se llevó una enorme sorpresa el pasado sábado cuando, en un control aleatorio, halló 66 kilos de cocaína de gran pureza en el interior de un contenedor depositado en la zona franca, según confirmaron ayer fuentes del Ministerio de Economía y Finanzas. La droga, que según las primeras investigaciones procedía de Perú, podría haber alcanzado en el mercado un precio cercano a los cuatro millones de euros.

La cocaína estaba oculta en dos bolsas de viaje de color negro, camufladas ambas entre la mercancía transportada. Las maletas viajaban precintadas y candadas. Este tipo de contrabando se denominada en la jerga policial 'rip-off' o 'gancho perdido' y consiste en la introducción en la bodega de un barco de uno o varios bultos que contienen la mercancía ilícita -generalmente sustancias estupefacientes- y que no guardan relación alguna con el resto del cargamento.

«Algo excepcional»

Pese a que el volumen del alijo incautado no resulta excesivamente elevado, el caso es «excepcional» por el hecho de que la droga se detectara en un control aleatorio del SAV, sin que existiera un informe policial o alguna información previa que levantara sospechas. «Rara vez se detectan sustancias psicotrópicas en este tipo de vigilancias, que se realizan para demostrar que toda mercancía es susceptible de ser supervisada en un momento determinado», explicó un portavoz de Aduanas en Madrid.

De hecho, muchos de estos exámenes de la carga por sorpresa y al azar -efectuados en el Puerto de Santurtzi por la Unidad de Análisis de Riesgo de la Aduana de Bilbao, dependiente de la Agencia Tributaria- tienen más que ver con la vigilancia sanitaria, alimentaria y de otro tipo de actividades delictivas, como la evasión de impuestos, que con la persecución del narcotráfico, precisó la misma fuente.

Por el momento, las autoridades no han revelado el nombre del barco en el que se transportó la cocaína, aunque sí ha trascendido que el contenedor procedía de Perú y tenía como destino final Lisboa. Asimismo, el cargamento ilícito se ha puesto a disposición de un juzgado de Bilbao, que ha abierto una investigación para determinar de quién era propiedad las dos bolsas de viaje aprehendidas. El contenedor aún conservaba su precinto portuario, por lo que es más que probable que la cocaína se introdujera en el país sudamericano. Tampoco está claro si iba a ser desembarcada.


FUENTE...
http://www.elcorreodigital.com/vizcaya/20071106/vizcaya/interceptan-kilos-cocaina-contenedor-20071106.html